Análisis masculino de fertilidad, el espermograma

Por lo general, el tratamiento comienza por descartar o confirmar que no haya problemas masculinos, lo que requiere un análisis de semen llamado espermograma.
En él se constata el volumen, número de espermatozoides, su movilidad y viabilidad para determinar si están dentro de los límites correctos. Además, se debe evaluar si hay algún otro factor que interfiera con la reproducción (infecciones, afecciones glandulares, alteraciones inmunológicas, etc).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *