Cómo curar un orzuelo

Existen días en los que nos despertamos y sentimos una sensación molesta en el ojo. Extrañados, nos tocamos y vemos en el espejo para caer en cuenta de que nos ha salido un orzuelo. ¿Qué es un orzuelo? Es una protuberancia que se manifiesta por la inflamación de una glándula. Esto es una especie de bola en el ojo que causa sensibilidad y molestia. Curar un orzuelo no es tarea difícil mientras se realicen los pasos de limpieza adecuada.

¿Por qué salen los orzuelos?

Esta protuberancia se genera por la presencia de bacterias que normalmente se encuentran en la piel y penetran glándulas en los parpados. Así, tapando las glándulas oculares, se produce la inflamación en el ojo. Estos pueden generarse en la parte inferior e interior del parpado. Curar un orzuelo no es complicado con la limpieza adecuada. Sin embargo, los orzuelo que surgen en la parte interior de parpado tienden a tardar más en curarse y es más complicado tratarlos.

¿Cómo curar ese molesto orzuelo?

Para empezar, es necesario ser totalmente delicado con esta protuberancia. Se recomienda no tocar con manos sucias, frotar, ni apretar, porque así se podría empeorar y dañar las glándulas lacrimales o hasta el propio ojo. Para curar este sigue algunos pasos sencillos para que desaparezca rápidamente.

  • Recurre al agua tibia. Humedece un paño con esta agua medianamente tibia y déjalo reposar en el parpado afectado hasta que se enfríe, y así sucesivamente. Esto va a permitir que el pus en el ojo se vaya drenando. Es necesario ser constante con este método.
  • Las bolsas de té también son de gran ayuda. Humedece una bolsa de té con agua hervida y repósala en el ojo durante 10 minutos todos los días hasta que la protuberancia desaparezca.

Para curar un orzuelo existe una infinidad de recetas naturales muy sencillas de seguir. Cuando este inconveniente llegue a ti, no entres en pánico, deshacerse de un orzuelo es pan comido y más cuando las curas más efectivas son recetas naturales.

Síntomas de la conjuntivitis

La conjuntivitis suena como una enfermedad grave, pero esta infección que se presenta frecuentemente es fácil de tratar y, tomando las precauciones indicadas, también es fácil evitarla. Esta infección es una inflamación de la cubierta transparente del ojo y del parpado. Los síntomas de la conjuntivitis se presentan de diferentes maneras dependiendo de qué tipo de infección se contraiga.

Tipos de conjuntivitis

Existen distintos tipos de conjuntivitis según su causa

  • La conjuntivitis viral es aquella que surge por una simple gripe. Esta es altamente contagiosa, pero llega a desaparecer a los días sin necesidad de algún tratamiento.
  • La conjuntivitis bacteriana se produce por una bacteria. Esta infección puede llegar a afectar mucho el ojo si no se trata medicamente.
  • También existe la conjuntivitis alérgica, que es ocasionada por el polvo, la caspa o el polen.

Síntomas de la conjuntivitis dependiendo de su tipo

Independientemente que tipo de conjuntivitis se contraiga, el principal síntoma es que el ojo llega a tener un color rosado, pero existen otros síntomas que varían según el tipo de infección. Conoce los síntomas de la conjuntivitis.

  • Conjuntivitis viral: Presenta síntomas de lagrimeo y picazón. Además, el ojo se vuelve más sensible ante la luz. Esta infección puede contagiarse mediante la tos o estornudos.
  • Conjuntivitis bacteriana: Su principal síntoma es la secreción amarillenta pegajosa en la esquina del ojo. En algunos casos la secreción es muy abundante.
  • Conjuntivitis alérgica: Sus síntomas son lagrimeo, picazón en el ojo afectado y también se genera una congestión nasal y sensibilidad a la luz.

La mejor manera de prevenir esta infección es evitando tener contacto cercano con personas enfermas. También es importante que se mantenga la higiene y sea constante con la limpieza de manos y rostro. Los síntomas de la conjuntivitis son bastante obvios, por ende, si llega a presentar alguno de los ya mencionados, es recomendable que tome prevenciones para que no empeore.